Historia del Karatedo - Seito Shito Ryu Argentina Karatedo Kai - Mabuni Hanko Kai - 糸東流摩文仁半硬会

Vaya al Contenido

Menu Principal

Historia del Karatedo

 
 



LOS ORIGENES DEL KARATE


Las artes de combate de China pueden remontarse al siglo VI d.C., y su origen se ubica en la India, donde se desarrollo un sistema de defensa sin armas, partiendo de la observación de los movimientos de los animales y su forma natural de defensa. Puestas en práctica estas técnicas, se fueron descubriendo sus efectos y a la vez los puntos mortales y vulnerables del ser humano. Se cree que fueron fuertemente influenciadas por el Budismo y en particular por las enseñanzas de un monje indio llamado Bodhidharma.




BODHIDHARMA
Era el tercer hijo del rey Sughanda, monarca de un reino situado en el sur de la India. Fue miembro de la casta guerra “ksátriya”, por lo que conocía el arte indio de combate.
A muy temprana edad, se le consideraba un gran sabio en la senda del Zen. Llegó a ser el 28º patriarca después del Buda histórico.

Al llegar a sus oídos que el budismo era transmitido a China de forma equivocada, Bodhidharma viajó a China para enseñar la verdadera doctrina a los chinos. La fecha de llegada a China parece ser que fue el año 520. Llegó a Cantón en el año 527, después de un tiempo, viajó al Norte, a la ciudad de Nanking, donde residía el emperador Wu, con quien sostuvo un célebre dialogo formado de preguntas y respuestas.

El budismo del emperador tenía notables diferencias con el de Bodhidharma. El emperador diferia en uno de los puntos vitales, que era la cuestión de si la plenitud de Buda, el “Nirvana”, debía ser alcanzada durante esta vida o después de la muerte.

Por otra parte, el emperador era dado a los fastos mundanos y cuidaba más la forma que el contenido.
Bodhidharma no tuvo reparo en reprochar al emperador su forma de vida y el monarca, enfurecido, lo expulsó de su reino.
Bodhidharma prosiguió su viaje al Norte, al reino de Wei, donde llegó al Monasterio Shaoin-ssu, (los japoneses le llamaban Shorinji). Cuando Bodhidharma llegó al Templo, la mayoría de sus sacerdotes se hallaban en lastimosas condiciones físicas. También sufrían ataques de ladrones y bandidos. Bodhidharma se propuso cambiar la situación y estableció un severo sistema de entrenamiento, con lo que creó el sistema de combate denominado Shaolin-SSu-chuan-fa, conocido hoy día con el nombre traducido al japonés como Shorinji-kempo, que es un precursor del Karate moderno.

El budismo de Bodhidharma proclamaba la necesidad de un cuerpo sano y robusto para alcanzar un perfecto estado espiritual y para ello resultaba idóneo el arte marcial.

Bodhidharma creo un cuerpo de artistas marciales entre los monjes de Shaolin que pronto pusieron en vereda a los salteadores y ladrones. Su fama se extendió por toda la región. Parece ser que, en el momento álgido de su historia, vivían en el Monasterio Shaolin hasta dos mil monjes.

Lás técnicas que componían el Chuan-fa enseñado por Bodhidharma a los monjes Shaolin recibieron el nombre de Shi-pa-lo-han-sho, nombre que significa LAS DIECIOCHO MANOS DE LO-HAN.

Muchos años después, muerto Bodhidharma, y ya en el s. XVI, un maestro experto en Chuan-fa llamado
Chueh-Yuan reglamentó estos ejercicios e incluso aumentó su número, pasaron de 18 a 72.

El maestro Chueh-Yuan marchó a la provincia de Shensi y allí conoció a otro famoso maestro llamado Li Cheng.
Trabajando juntos y observando las técnicas de lucha de distintos animales, aumentaron las técnicas de 72 a 170 y les pusieron los nombres de los distintos animales de que procedían (técnica del dragón, tigre, serpiente, grulla, etc..) algunas de las cuales subsisten en las actuales formas de Chuan-Fa o Kungfu.




OKINAWA
Las enseñanzas fueron llevadas a Ryukyu y se esarrollaron allí. Esto debió convertirse en el Okinawa-Te o “Mano de Okinawa”, que llegó a formar la raíz del “Kara-te”.

La Isla de Okinawa

Al sur de Japón se encuentra el archipiélago Ryukyu, una cadena de islas situadas entre el Mar de China Oriental y el Océano Pacífico, al suroeste de la isla de Kyushu y al noreste de la isla de Taiwán.

Okinawa, cuyo nombre (沖縄) podría traducirse como “Cuerda en Alta Mar”, es la principal de este conjunto de islas.

Al estar geográficamente situada entre China y Japón, ha estado en el punto de mira de ambos a lo largo de su historia; y al no ser lo suficientemente fuerte para resistir a los invasores, naturalmente, la isla ha sido conquistada por sus dos poderosos vecinos.


contexto geopolítico
Originalmente, el Karate-do era una forma tradicional de arte marcial transmitida durante generaciones sólo en Okinawa.

La isla de Okinawa se considera el lugar de origen del Karate.

Entre 1314 y 1368 surgieron en Okinawa tres estados independientes: Nanzan (reino del sur), Chuzan (reino central), y Hokuzan (reino del norte).

La influencia china

Enviados de la dinastía Ming de China llegaron a Okinawa en 1372, y el soberano de Chuzan, Satto, aprovechó la oportunidad para establecer buenas relaciones en vistas a favorecer el futuro comercio con la nación más poderosa de Oriente.

A partir del año 1374 la corte china reconoció formalmente el reino de Chuzan, marcando así el comienzo de muchas visitas que introducirían aspectos de la cultura china en Okinawa, incluídas las Artes Marciales chinas. Okinawa se beneficiaba materialmente del comercio, y los chinos buscaban acumular información política y militar sobre los países de alrededor. Los okinawenses también enviaban misiones oficiales a China, entrando a través de Fukien. Gradualmente se fue formando una comunidad okinawense permanente en el puerto de Ch’uang-chou.

En una época en la que los mares de China estaban bajo la amenaza de piratas conocidos como wako, hay evidencias de que algunos hombres y mujeres (Bugis) que formaban parte la tripulación de los navíos comerciales eran guerreros muy hábiles, capaces de enfrentarse sin temor a los piratas, y derrotarlos.

Los uchinanchu (nativos de Okinawa) importaban katanas, lanzas y armaduras de Japón. Las katanas de fabricación japonesa eran particularmente apreciadas y varios cientos de miles de ellas llegaron directamente a China a través de Ryu Kyu. El hecho de que muchas de estas armas circulasen a través de Ryu Kyu parece haber influido en gran medida en la evolución que siguieron los sistemas de lucha en la isla.

En el reino de Ryu Kyu se prohibieron las armas en dos ocasiones diferentes. Pero con anterioridad a la primera prohibición, ya existían en la isla armas y sistemas de combate para manejarlas.

Fue en 1392/93 cuando una comunidad inmigrante china, procedentes de Fushien, se estableció en Okinawa. Se instalaron en la zona de Naha, donde fundaron la aldea de Kume (Kume-mura) o Kuminda. Esta comunidad se conoció como “Las 36 Familias” (número que no debería interpretarse literalmente), y fue enviada por el gobierno Ming como acto de benevolencia, con la intención de mejorar el nivel de civilización de Ryukyu.

Se piensa que es probable que entre ellos hubiera expertos en kenpo que ejercerían gran influencia sobre el crecimiento y desarrollo de los sistemas de lucha nativos de la isla.

El arte marcial de China se conoció como “Kenpo” (pronunciación japonesa) o “Chuan-fa” (pronunciación china). Los dos nombres son distintas pronunciaciones de los mismos kanji (拳法) cuyo significado es “Ley/Método del Puño”.

En 1392, treinta y seis familias de China vinieron a Okinawa y se establecieron en el área de Kume. Trajeron con ellos la práctica del kenpo y también el Bubishi (un libro muy venerado por los karatekas okinawenses).

Dado que las Ryukyu eran un estado tributario de China, hubo periodos de frecuente contacto entre ellas y Fukien en el continente. Debió de ser muy natual que el Kenpo chino fuera importado por las islas. Ciertos elementos del Kenpo probablemente se adaptaron e incorporaron a los estilos indígenas de lucha. Por supuesto, algunos estilos Kenpo se transmitieron intactos.

De este modo nacieron los dos precursores del Karate-do: el Okinawa-Te (沖縄手, Mano de Okinawa) y el Tode (唐手, Mano de T’ang/China). Es muy razonable suponer que el primero se refería a técnicas nativas de combate y el segundo a formas de lucha que seguían la tradición china.

Se sabe que durante mucho tiempo Okinawa comerciaba con la gentes de la provincia de Fukien, en el sur de China, y fue probablemente de ahí desde donde se introdujo el kempo (boxeo) chino en las islas.

Hubo una época en la que la gente de Okinawa sentía admiración por China, estaba de moda. Durante ese tiempo muchos militares visitaron China y aprendieron el Kenpo. Añadieron estos conocimientos del Kenpo chino al arte autóctono de Okinawa, el Okinawa-Te, existente ya desde hacía mucho. Mejoraron así el arte, añadiendo lo que era bueno y desechando aquello que no lo era. Debió ser entonces cuando empezaron a utilizar los caracteres chinos de “T’ang” (唐, China) y “mano” (手) para dotar de prestigio a este arte marcial particular.

Parece evidente que esta utilización de los caracteres chinos con el significado de “Mano de T’ang/China” (唐手) sería únicamente a la hora de referirse al arte de palabra. No existen documentos escritos sobre el arte de esa época, por lo que podemos deducir que no utilizaban estos caracteres (ni otros) al escribir, sencillamente porque no escribían sobre ese tema. Este nuevo nombre, “Tode” (唐手, Mano de T’ang/China), fue el nombre del Karate hasta el siglo XX.


TODE / KARATE “Mano China”
Hasta principios del siglo XV, los tres reinos independientes de Ryukyu contendían por la supremacía sobre los demás. En 1407 un aji menor llamado Hashi dirigió una rebelión y se convirtió en Rey de Chuzan, adoptando el nombre familiar de Sho. Hacia 1429 había unificado los tres reinos bajo su mando, y su capital en Shuri se convirtió en el centro de poder y cultura más importante de Okinawa. Así fue como al final predominó Chuzan y el país fue unido bajo su rey, el gran Sho Ha-shi (1372-1439).

Se dice que al unir Sanzan, Sho Hashi prohibió llevar armas, declarando una política de gobierno en virtud de leyes y ordenanzas. Esto debió estimular el desarrollo de los métodos de lucha desarmada y la adaptación de herramientas agrícolas para su uso en combate (Kobudo).

Según un registro de naufragios de las costas de Ryukyu (Ryukyu Hoyoryu Ki), en el siglo XV un navío chino fue arrastrado hasta la costa y la tripulación se salvó. Durante el largo tiempo que pasaron en Okinawa, enseñaron formas de boxeo chino a algunos okinawenses.

El Rey Sho Shin gobernó Okinawa durante medio siglo, desde 1477 hasta 1527, y bajo su mandato el reino prosperó y disfrutó de paz.

En un monumento erigido en tierras de palacio para conmemorar su trigésimo año de reinado se puede leer: “Espadas y arcos y flechas exclusivamente se acumulan como armas para la protección del país. En asuntos de finanzas y armamento, este país supera a otros países.”

« La historia nos cuenta que las armas estaban en uso en todas las partes de Okinawa antes del período Keicho (1596-1615). Para probar esto, está realmente escrito en un monumento de piedra Momo-ura-soe-ran-kan-no-mei (erigido en 1509), honrando el logro del Rey Sho Shin, que “espadas, arcos y flechas fueron acumuladas como suministro para defender el país”. »

La creencia de que los okinawenses tenían prohibida la tenencia de armas se remonta a una traducción equivocada del pasaje anterior. Según el historiador SAKIHARA Mitsugu, en 1926 IHA Fuyu malinterpretó el pasaje y asumió que el rey había confiscado todas las armas. De este modo se originó la falacia de un Ryukyu desarmado, que ha ejercido mucha influencia en muchos historiadores y escritores posteriores.

« Durante aquellos tiempos las katanas desaparecieron de la vida de Ryu Kyu. La primera prohibición de éstas data de 1490, en tiempos de Sho Shin. »

El Rey Sho Shin prohibió en 1477 la pertenencia de armas por parte de la población civil

« El Rey Sho Shin, lejos de abolir las armas, las acumulaba y estaba orgulloso de sus armas superiores. La verdad es que Ryukyu nunca en su historia ha estado oficialmente desarmado. »

Sho Shin reformó el sistema militar okinawense y construyó o expandió una red de castillos y carreteras en el área de Naha-Shuri.





La invasión de Satsuma

En febrero de 1609 (Keicho 14) el Daimyo de Satsuma, SHIMAZU Iehisa, ordenó invadir Okinawa. El ejército armado de Ryukyu luchó valerosamente contra los samurai del clan Satsuma, y el intento por tomar el puerto de Naha fue repelido. Sin embargo, la aproximación por tierra al Castillo de Shuri era más vulnerable, y los japoneses consiguieron subyugar a la resistencia y ocuparlo el día 5 de abril. Los guerreros okinawenses no tenían la experiencia de los samurai de Satsuma, ni tenían los medios de tratar con los mosquetes (teppo) utilizados por los samurai.

Shimazu reinstauró el edicto prohibiendo la posesión de armas y todas las armas fueron confiscadas, así que es bastante posible que los habitantes de Ryukyu comenzaran a pensar mucho sobre cómo utilizar los puños apretados en lugar de las armas y a practicar en secreto un tipo de autodefensa en la que los pies y las manos eran las únicas armas.

En 1669 se suprimió la herrería de espadas del gobierno, y en 1699 se prohibió la importación de armas de cualquier tipo.

« Durante los años en que las armas estuvieron prohibidas, se enviaban desde Satsuma inspectores para asegurarse que la prohibición se cumplía estrictamente, no nos sorprenderá entonces que el Karate tuviera que practicarse clandestinamente. »

Fue por estas dos políticas de prohibición de armas que el desarmado Kempo de mano desnuda y puño vacío, el así llamado Okinawa-Te, comenzó a sufrir un extraordinario desarrollo – el cual culminó en el bujutsu (arte marcial) único de Okinawa: el Kara-te.

Sin embargo, también podemos leer en una comunicación del Departamento de Policía y Justicia escrita el 13 de enero de 1670, que algunos individuos llevaban armas (palos y espadas) habitualmente para auto-protección, a pesar de ser una violación de la ley.

Un eviado chino llamado Wang Chi visitó Okinawa en 1683 y permaneció en Shuri durante cinco meses. Según la tradición, los miembros del séquito de Wang Chi enseñaron métodos de lucha chinos a los okinawenses. Se dice que estas técnicas se conservan en el kata Wanshu.

Alguien cuyo nombre es Ku-shan-ku aparece en el registro Ohshima Hikki (Notas sobre la Gran Isla) de 1762. Escrito por TOBE Yoshihiro/Ryoen (1713-1795), un estudioso de Tosa, recoge el testimonio de Shiohira Pechin, y es el testimonio sobre Karate más antiguo que conocemos. Ko Shang Kun (Kushanku) – probablemente un título o rango militar más que un nombre propio – era un maestro de kenpo chino que visitó Okinawa con varios discípulos en 1756 como parte del séquito del enviado chino Ch’uan K’uei.

« El tercer volumen de “Notas de Oshima” dice: “Koshankun, un guerrero de kungfu, vino de China a Ryukyu (Okinawa) trayendo con él a sus discípulos.” Según las notas, en aquella época la gente llamaba a las artes marciales “Kumiaijutsu” en lugar de Karate. Estas notas son la literatura más fiable sobre Karate. »

« Según los testimonios que han llegado hasta nosotros, el kenpo de Okinawa no se llamó “karate” hasta hace aproximadamente 200 años. Hasta entonces se llamaba kumiai jitsu. En tal época ya se encontraba bastante influenciado por el kenpo chino, pero se sabe poco más del Karate de aquellos tiempos. »

Ya que el término “Karate” como “mano vacía” (空手) no se empezó a utilizar hasta el siglo XX, en la cita anterior la palabra “karate” debe entenderse como “mano china”, es decir, “Tode” (唐手). Según esto, la denominación “Tode (Karate)” empezó en el siglo XVIII.

« La palabra “Karate” se solía escribir con caracteres chinos (kanji) que significaban literalmente “Mano de T’ang” (唐手, Mano de China). Por eso podría ser confundido con el Kenpo chino, pero el Karate ha sido cultivado en Okinawa durante 1000 años, estudiado por muchos maestros y mejorado por muchos expertos. A través de este largo proceso el Karate ha evolucionado para convertirse en un bujutsu (arte marcial) importante y perfeccionado. Por consiguiente, debería ser considerado un bujutsu único propio de Okinawa. »

Sin embargo, es innegable que los habitantes de Okinawa practicaron artes marciales bajo maestros chinos.

Muchas personas han viajado a China para aprender y después también han estado aquellos que aprendieron directamente de los chinos aquí mismo en Okinawa.

« Muchos maestros, no hace falta decirlo, siguieron viajando entre Ryukyu y China, y transmitieron cosas que eran excelentes y beneficiosas. Este es un hecho fidedigno. »

La influencia de las artes marciales chinas sobre el Karate de Okinawa no es tan lejana como podría parecer. Maestros de Okinawa relativamente recientes como HIGAONNA Kanryo o UECHI Kanbun pasaron años en China practicando las artes marciales, y toda, o la mayor parte de su aprendizaje y entrenamiento, se llevó a cabo allí. No obstante, no enseñaron los sistemas chinos tal y como ellos los habían aprendido.

« Cuando yo era un niño en Okinawa había por ahí artistas marciales locales que habían estudiado quanfa en China. Aunque la mayoría de ellos entrenaban duro físicamente, eran inferiores comparados con los artistas marciales entrenados localmente. » FUNAKOSHI Gichin

El Karate actual tiene sus raíces en el kempo chino, conociéndose al principio con el nombre de Okinawa-Te.

Siempre se dice que uno de los nombres del Karate en Okinawa era “Okinawa-Te”. Al leer esto uno se imagina a los Maestros de Okinawa hablando de “Okinawa-Te” y pronunciando “Okinawa-Te” al hacerlo.

“Uchinadi” se escribe con los caracteres chinos (kanji) de “Okinawa-Te” (沖縄手)… En realidad, si mis especulaciones son correctas, las personas de Okinawa nunca decían “Okinawa-Te”. En el dialecto de Okinawa: “Okinawa” (沖縄) = “Uchina”; “Te” (手, mano) se pronuncia “Ti”; y combinados “Uchina” + “Ti” = “Uchinadi” (沖縄手). El término “Okinawa-Te” era en realidad “Uchinadi”.

Koryu Uchinadi (古流沖縄手) = “Estilo Viejo/Antiguo de Te/Mano de Okinawa” o “Estilo Antiguo de Okinawa-te”.

El kanji “Ko” (古) es el mismo que en Kobudo (古武道), y su significado es “viejo”. El kanji “Ryu” (流) es el mismo que para los estilos de Karate (Goju-ryu, Uechi-ryu, Shito-ryu, etc.) y lo traducimos, claro está, como “estilo” (aunque su significado literal es “corriente” o “flujo”).

Los secretarios de Shuri estaban en verdadero peligro físico durante este periodo (siglo XIX), pero no tenían una sola arma para utilizar en su propia defensa. Todo cuanto tenían era sus manos desnudas.





La era Meiji

En 1868 en Japón cayó el régimen Tokugawa y triunfó la Restauración Meiji. En ese momento Ryu Kyu pasó a ser una provincia japonesa como cualquier otra.

Durante los primeros años de la Restauración Meiji el Tode estaba prohibido por el gobierno. No podía practicarse legalmente y por supuesto no existían dojos. Tampoco había instructores profesionales. Aquellos a los que se conocía como expertos en ese arte, aceptaban sólo unos pocos alumnos en secreto, pero su medio de vida era ajeno a la práctica del Tode. Los pocos que conseguían poder entrenar, lo hacían movidos sólo por un gran interés en aprender.

Cuando ya no existía la necesidad de ocultarse, la tradición durante siglos de conservar en secreto la práctica e instrucción del Tode seguía profundamente arraigada entre el pueblo.

« Cuando yo empecé era el único alumno del maestro Azato y uno de los pocos que entrenó con Itosu. » FUNAKOSHI Gichin

El 27 julio de 1866 subió al trono Sho Tai, el último rey de Okinawa. Tuvieron lugar una serie de celebraciones, entre las cuales hubo diez demostraciones de artes marciales en el Ochayagoten del Jardín Este del Castillo de Shuri en la aldea Sakiyama el 24 de marzo de 1867.

Maeda/Maesato Ranpo (1838-1904), Aragaki Sesho (1840-1920), Tomura/Tomimura e Ikemiyagusuku demostraron formas de combate preestablecido con armas (tinbe, sai y varias formas de bo) y Tode, además de los katas Seisan y Suparinpei.

La historia del Tode en Okinawa gira alrededor de dos hipótesis que se repiten en la mayoría de textos sobre el tema:

•En Okinawa estaba prohibida la tenencia y uso de armas.

•En Okinawa estaba prohibida la práctica de artes marciales, así que éstas tuvieron que practicarse y desarrollarse en secreto.

El mismo Funakoshi refuerza ampliamente estas ideas en sus escritos. Sin embargo, al mismo tiempo se reconoce abiertamente, por ejemplo, que determinadas personas tenían gran fama como expertos o maestros, todo el mundo los reconocía como tales, y por tanto se sabía perfectamente que practicaban. Es algo contradictorio.

O bien los samurais japoneses no sabían que los isleños practicaban artes de combate, o sí lo sabían, y por consiguiente no era tan grande el secreto.

Por otro lado, puede que para los autóctonos estuviera prohibida la tenencia de armas, pero si en Okinawa había samurais, indudablemente había también espadas. Es sabido que Matsumura y Azato eran expertos espadachines, y Clayton deduce que con toda probabilidad debían tener algunas espadas bien escondidas en el Castillo de Shuri, para utilizar como último recurso en caso de emergencia.

Las demostraciones de artes marciales celebradas en el Castillo de Shuri en 1867 son prueba evidente tanto de la existencia y uso de armas, como de que las artes marciales no se practicaban tan en secreto.

A tenor de los datos disponibles, parece que sería más correcto y adecuado describir el Tode de Okinawa anterior al siglo XX como una actividad “privada” en lugar de “secreta”.

En 1891 ó 1892, cierto maestro del Shuri Jinjo Koto Shogakko en Okinawa empezó a enseñar Tode a sus discípulos.

A finales del siglo XIX (1890~1891) durante los reconocimientos médicos del reclutamiento para el servicio militar, se hizo evidente que aquellos que habían estado practicando Tode tenían unas condiciones físicas sobresalientes. Se dice que los doctores quedaron impresionados con los físicos de algunos jóvenes que algunas fuentes identifican como YABU Kentsu, HANASHIRO Chomo y KUDEKEN Kenyu (los tres alumnos de Itosu).




Juhatsu Kyoda Sensei , Chojun Miyagi
Sensei Higaonna Kanryo
Fuente: dykiegirl’s Karate Blog




 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal